CUIDADOS DOMICILIARIOS (HOMECARE) Y OXIGENOTERAPIA.

La atención domiciliaria o “homecare” es una modalidad del cuidado de la salud por la cual se brindan terapias médicas directamente en la casa del paciente. 

BENEFICIOS DE LOS CUIDADOS DOMICILIARIOS

Entre los beneficios generales de los cuidados domiciliarios hay dos que vale la pena destacar: 

  • La proximidad con la familia y el hogar reducen el estrés emocional y favorecen la respuesta al tratamiento medico. 
  • Se reduce significativamente el riesgo de contraer infecciones resistentes a antibióticos ya que el paciente está fuera del ambiente hospitalario donde son más frecuentes. 

Por todo lo anterior esta modalidad se impone cada día más como alternativa que facilita la continuidad del tratamiento con seguridad y eficiencia.

En la internación domiciliaria el paciente puede recibir todos los cuidados necesarios con una estructura (similar a la hospitalaria) que es montada dentro de su domicilio. Profesionales de salud pueden establecer un plan de atención periódico para el cuidado del paciente que incluya, además de los procedimientos médicos, la convivencia y la participación de la familia.

Entre las intervenciones terapéuticas más frecuentes en la atención domiciliaria esta la oxigenoterapia. Este tratamiento médico se basa en la inhalación de oxígeno indicada para la disnea (falta de aire) y la hipoxemia (baja concentración oxígeno). 

Con los avances tecnológicos de los últimos años, los equipos para oxigenoterapia se han tornado más livianos y compactos, favoreciendo un tratamiento domiciliario seguro, con mejor resultado clínico y mayor autonomía del paciente.

BENEFICIOS FUNDAMENTALES DE LA OXIGENOTERAPIA DOMICILIARIA

  • Está demostrado que la oxigenoterapia crónica prolonga la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.
  • Disminuye la sobrecarga de trabajo del corazón.
  • Reduce el esfuerzo respiratorio.
  • Mejora el sueño, estado de ánimo, el nivel de alerta y la memoria.
  • Aumenta la energía, visible en las habilidades para realizar las actividades normales.
  • Reduce los reingreso y el numero de visitas a servicios de urgencia.